Que un programa escrito en OpenGL hace diez años compile hoy día puede decir dos cosas: o bien que OpenGL es fenomenal y su diseño ha permitido crecer de forma monótona (siempre incrementando su api y nunca dejando algo deprecated) sin consecuencias o por el contrario OpenGL es compatible hacia atrás pero usar un estilo de programación de hace diez años tiene consecuencias.

La respuesta es: tiene consecuencias (y graves). ¿Cómo hacer que OpenGL vaya mucho más deprisa? para averiguarlo podéis ver este video de la última Blender Conference. Este video nos viene a contar desde qué punto de vista hemos de enfocar el uso de OpenGL hoy día, ya que el hecho de poder programar como hace 10 años no justifica el hacerlo teniendo en cuenta la penalización que eso supone.

Me ha gustado tanto que intentaré desglosar su contenido en pequeños posts, por si alguien tiene dificultades con el inglés.
Noticia original OpenGL performance programming.