Cuando toca escribir un artículo para un congreso lo primero que hay que hacer es ajustarse al número de páginas «recomendado» según ponga el call-for-papers. Si te quedas corto, quedas mal, pero si te pasas toca pagar…. así que si son n páginas son n páginas. Los artículos se suelen enviar anónimos, eliminando nombres de autores y autoreferencias y pese a ello casi siempre falta espacio.

Cuando has conseguido que el artículo quepa en las n páginas, ajustándote al estilo, haciendo guarradas en LaTex (sí, quien dijo que LaTeX no da problemas al formatear mentía! es peor a veces que los WYSIWYG) felicidades lo mandas y a esperar los resultados.

Si te aceptan el artículo (¡¡Felicidades!!) entonces tienes por un lado que incorporar las revisiones (lo que suele ser añadir más texto y explicar mejor ciertas cosas) , y por otro tienes que completar todo el artículo con sus autores, todas sus referencias, etc… Vamos que al final tu artículo ocupa por lo general n+1 páginas ( sí, casi siempre es UNA más 😀 ).

Aquí es dónde comienza el calvario, ¿cómo reduces un artículo preservando el máximo de texto… vamos, sin complicarte…? pues haciendo más guarradas en LaTex. Pero para ayudarte a saber por donde empezar aquí tienes una guía titulada «Squeezing Space in LaTeX» que me ha venido de perlas en mi últmo artículo-de-n+1-páginas.