Después de tanto tiempo con linux y Mac OS X en el portatil (un Ti-PowerBook que espera ansioso la llegada de los MacTel) al final ha sobrevivido el más fuerte y no ha sido Linux. Hay muchas razones para usar solamente Mac OS, pero para mi se resume en un puñado de aplicaciones y funcionalidades que me hacen la vida más fácil:

  • QuickSilver: Una vez te acostumbras a usar esta aplicación no hay vuelta atrás. Permite mediante un sencillo motor de búsqueda lanzar cualquier aplicación, buscar contactos, enviar mails, cambiar opciones del sistema,… y un sin fin de acciones más. Hay que verlo funcionar para hacerse una idea de lo potente que resulta.
  • GVim: Nada más placentero para editar que un gvim/vim con toda su funcionalidad, el único problema es que no sabía como se lanzaba desde terminal pero finalmente lo encontré y todo volvió a la normalidad (mirad anexo 1).
  • Terminal: Mac OS X permite trabajar en terminal, con tu bash, tus opciones, etc igual que en cualquier UNIX/Linux sin ningún problema. Gracias a quickSilver lo lanzo con una combinación de teclas para hacerlo aun más cómodo 🙂
  • DesktopManager: Esta aplicación dota de escritorios múltiples a Mac OS X. Por desgracia Apple no ha integrado el tema de escritorios múltiples en su operativo, esto es algo que la gente que viene de Linux echa en falta muchísimo, pero que afotunadamente tiene solución.
  • Fink o DarwinPorts: Cualquiera de los dos nos sirve, actualmente estoy en fase de prueba de ambos y son realmente parecidos (en algún post futuro me decantaré por uno u otro). Estas meta-aplicaciones actúan de sistema de paquetes de muchísimas aplicaciones libres típicas de Unix/Linux, por lo menos las suficientes para no echar en falta casi ninguna (en mi caso, vim, lua, SDL-*, ddd, svn, gimp, inkscape, latex, doxygen, apache, mysql, php, ruby …).
  • Integración: En mac todo está integrado, si te acostumbras a usar la agenda, el calendario, el cliente de mail, jabber (iChat),… todo está relacionado. Más aun, las aplicaciones como QuickSilver permiten acceder a esa información, pudiendo enviar un correo, buscar un teléfono o iniciar una conversación de chat en cualquier momento, sin apenas teclear y más importante, sin ni siquiera levantar las manos del teclado. Si tienes un móvil con bluetooth iSync sincronizará agenda y calendario, programando alarmas y siempre llevando una semana de tiempo programada para no saturar la agenda del teléfono. Es muy cómodo escribir toda las citas en el iCal y después que sea el móvil el que te advierta de ellas en cualquier lugar.
  • Sabor a *nix: Mac OS, además de un impresionante entorno gráfico (que muchos quieren con retraso imitar), permite a cualquiera usarlo como un Unix/Linux clásico sin problema. Compilas con gcc, tienes makefile, y el código de uno funciona con pocos cambios en otro… esta es la principal razón de no temer usar Mac OS X, sencillamente tienes tanto como con cualquier distribución de Linux que pudieras instalar.

En definitiva, tengo un Mac OS X con corazón de soft libre, nunca está demás recordar que el soft libre es mucho(muchísimo) más que un sistema operativo libre.

Anexo 1 Lanzar aplicaciones en consola, y en particular el gvim
Para lanzar aplicaciones asociadas a los ficheros, nada más fácil que usar el comando open seguido del nombre del fichero. Para más detalle mirad la página del man de este comando.
Para lanzar el Gvim concretamente, tenemos la siguiente opción, creamos un fichero sin extensión llamado gvim en algún directorio del PATH, por ejemplo /local/bin y escribimos:

#!/bin/bash
/Applications/DarwinPorts/Vim/Vim.app/Contents/MacOS/Vim -g "$@" &

Le damos permisos de ejecución(chmod +x /local/bin/gvim) y ya podemos escribir gvim nombre_fichero en la terminal!! :D.