Son exactamente las 3:57 de la mañana (del tercer día). El sueño empieza a hacer mella, aunque acabamos de ducharnos con agua fría y eso siempre espabila un poco. Las duchas prefabricadas están hechas un desastre, se inundan, el calentador de agua o te escalda o te hiela y no tienen espacio ni para colgar la ropa o cambiarse. Es una lástima pues el año pasado teníamos duchas en vestuarios mucho más serios, en cualquier caso el ambiente en esta party es de lo mejor que hay.

Al tercer día ya se puede afirmar que se han agotado todas las PowerBalls, y al final cuando nos habíamos decidio ir a comprarlas ya no quedaban! Pese a todo David y yo hemos dejado el record de la fila en 11440 revoluciones y 11370 respectivamente 🙂

ZzzzZZZzzzZZZzzzzzzZz Buenas noches zzzzzZZZZZzzZZZZzzZZzz